29 enero, 2023

Trading Online: ¿Es una buena idea dedicarse al trading en 2022?

¿Has oído hablar del trading online y de que mucha gente se gana la vida con ello pero no tienes claro si es para ti? En ese caso, estás en el mejor lugar posible. Tenemos una guía completa para resolver tus dudas, con la que podrás saber si tú puedes hacerlo. ¡Vamos a verlo!

 

¿Qué es el trading online?

Cuando hablamos de trading online, nos referimos a la especulación en los mercados financieros a través de internet. Si se hiciera por teléfono o físicamente (como se hacía antes), no sería trading online.

Así que todo trading online es un tipo de trading, pero no todo trading es trading online. Esta primera distinción es bastante obvia y evidente, pero no está de más señalarla por si había alguna duda al respecto.

Ahora… ¿Qué es exactamente el trading? ¿Qué es la especulación en los mercados financieros? De hecho… ¿Qué son los mercados financieros?

La verdad, son muchas preguntas que responder si acabas de llegar a este mundillo, pero vamos a tratar de resolverlas de la mejor forma posible (y paso a paso, para que entiendas todo en orden).

 

¿Qué son los mercados financieros?

Un mercado financiero no es más que un espacio (que puede ser físico, virtual, o ambos) en el que se llevan a cabo intercambios de productos financieros. Es decir, es como una lonja de pescado, pero con productos financieros en lugar de pescado.

¿Por qué existen los mercados financieros? Pues por la misma razón por la que existe cualquier mercado: Porque permiten poner en el mismo lugar a todos los compradores y todos los vendedores, facilitando que se encuentren y se lleven a cabo los intercambios.

Ahora, una pequeña matización: Estamos hablando de “el mercado financiero”, y es cierto que existe dicho mercado, pero, a su vez, está compuesto de muchos pequeños mercados (a los cuales se puede acceder a través desde cualquier lugar gracias a internet).

Por ejemplo, la Bolsa de Madrid es UN mercado financiero concreto. El CME (Chicago Mercantile Exchange) es otro mercado financiero. Sin embargo, ambos forman parte del conjunto de los “mercados financieros”, y podemos operar en ambos desde una misma plataforma gracias a internet.

¿Y qué papel juegan los mercados financieros en la economía? Pues, básicamente, tres: Los mercados de capitales permiten aumentar el capital disponible en la economía, los mercados de derivados permiten transferir riesgos, y los mercados de divisas facilitan el comercio internacional.

Así que los mercados financieros no son nada malo, ni nada raro, ni nada que suponga problemas. Son mercados normales y corrientes, como los de las patatas. Quizá un poco más complicados de entender en un principio, pero son lo mismo.

 

¿Qué productos podemos encontrar en los mercados financieros?

Ahora, ¿qué productos podemos encontrar en los mercados financieros? Pues depende del tipo de mercado concreto:

  1. Mercados de capitales: Acciones de empresas. Por ejemplo, acciones de Tesla o de Twitter.
  2. Mercados de derivados: Derivados financieros, tales como los CFDs, las opciones, los futuros, los warrants, los swaps… Hay muchos derivados diferentes. Por ejemplo, futuros del S&P 500 o CFDs de Telefónica.
  3. Mercados de divisas: Divisas (o sea, monedas de diferentes países). Por ejemplo, euros o dólares.

¿Qué mercado es el mejor para ti? Pues depende. No hay un mercado mejor o peor, hay un mercado óptimo para cada tipo de necesidad. Si quieres dólares, no vas al mercado de futuros, y si quieres futuros, no vas al mercado de capitales. Cada cosa está en su lugar.

Ahora bien, ¿qué te interesa más a ti (y a cualquier trader)? Eso lo vamos a ver en el siguiente apartado, explicando qué es un trader.

 

¿Qué es un trader (especulador) y qué lo diferencia de un inversionista?

Un trader o especulador es una persona que compra y vende en esos mercados financieros, buscando un beneficio económico al hacerlo. Por su naturaleza, se dedica a hacerlo en el corto plazo y tiene que aprovechar tantas oportunidades como haya.

Y aquí llega la diferencia con el inversionista: Un inversionista compra (el bien real) y espera a que suba el precio. Sin embargo, el especulador va comprando y vendiendo continuamente, y, para aprovechar todas las oportunidades que surgen en el mercado, necesita poder “ponerse corto” y “apalancarse”.

Estos dos conceptos son importantes, así que vamos a verlos:

  1. Ponerse corto: Especular cuando crees que el precio de algo va a subir podría ser sencillo: Compras algo, esperas a que suba de precio, y lo vendes. Pero… ¿Y si prevés que algo vaya a bajar de precio? ¿Qué haces? La respuesta es comprometerte a vender algo y después (cuando el precio baje) comprar ese algo.
  2. Apalancarse: Término muy usado en los mercados financieros y que tienen que ver con el apalancamiento financiero. Apalancarse significa, básicamente, endeudarse. Es decir, tomar más dinero del que tienes para multiplicar los beneficios (o las pérdidas). ¿Y por qué compensa hacer esto? Pues, sencillamente, porque los movimientos diarios del mercado son muy pequeños (por lo general). Así que, para que sea rentable aprovechar esos movimientos, necesitas mover mucho dinero. Apalancarte te permite hacerlo.

Sin embargo, estas dos cosas no se pueden hacer en el mercado de divisas ni en el mercado de capitales. Solo se puede hacer en el mercado de derivados.

Por tanto, los especuladores utilizan el mercado de derivados, que les permiten operar sobre el precio de los bienes que cotizan en los mercados de divisas y de capitales, pero de forma indirecta, y eso posibilita apalancarse y ponerse corto.

Así que, si quieres ser trader o especulador, tienes que acudir al mercado de derivados (y dentro de este mercado, tienes muchas opciones distintas, como has visto antes).

 

¿Cualquiera puede ser trader? ¿Se necesitan estudios o acreditación?

Sí, cualquiera puede ser trader. Y no, no se necesitan ni estudios ni acreditación ninguna.

Así de brevemente se podría responder a esas preguntas. Y es que, aunque mucha gente crea que los mercados financieros están reservados para unas pocas personas, lo cierto es que cualquiera puede participar en ellos.

Lo único que se necesita es tener dinero para hacerlo y conocer el funcionamiento de los mismos para abrir una cuenta en un bróker y empezar a operar. Estos brokers pueden ser de muy distintos tipos, y el dinero que se necesite dependerá de lo que queramos hacer.

Por ejemplo, si queremos comprar una acción de Berkshire Hathaway (la empresa de Warren Buffet), necesitaremos casi 300.000 dólares. Pero si queremos comprar un CFD de Berkshire Hathaway en un bróker market maker, solo necesitaremos 100 o 200 dólares (lo que nos pida al abrir la cuenta).

Por tanto, sí, cualquiera puede participar en los mercados financieros siempre que tenga el dinero necesario para hacer frente a los precios y los costes que implica participar en ellos. Igual que todo el mundo puede participar en el mercado de patatas siempre que tengas dinero para pagarlas.

Sobre los estudios o la acreditación: No se necesita ninguna de las dos cosas. Y aquí no se produce aquello de “No es necesario, pero te vendría bien”. No. Tener estudios o un título no te garantiza que vayas a hacerlo mejor que alguien que usa su sentido común.

Por tanto, no tienes que preocuparte en este sentido, tampoco: Si tienes dinero, puedes empezar a especular en los mercados financieros.

¿Nuestra recomendación? Que empieces haciéndolo en los mercados de derivados, especialmente con alguno de los brokers de CFDs que te vamos a recomendar, porque es la forma más barata de empezar a hacerlo, y te permitirá ganar tu primer dinero y aprender cómo funcionan los mercados.

 

¿Se puede vivir del trading?

La respuesta es sencilla: Sí, se puede, y no es excesivamente complicado.

Aquí no nos vamos a extender mucho. Es evidente que no todo el mundo sabe especular correctamente y solo una pequeña fracción de los que prueban a especular en los mercados financieros acaban ganándose la vida con ello.

Pero es como todo: Si te rindes a la primera, no tienes tiempo de aprender, y es normal que no vivas del trading. Ahora bien, si prácticas y sigues los consejos que te vamos a dar, podrás vivir del trading.

Y, ahora, veamos esas estrategias y consejos.

 

Estrategias para ganar dinero online en la Bolsa virtual

Y, ahora, lo que quieres: ¿Cómo ganar dinero en Bolsa online? O, mejor dicho: ¿Cómo ganar dinero con CFDs sobre acciones, materias primas, índices y divisas? Pues, fundamentalmente, tienes tres tipos de estrategias:

 

Método trading intradía

La primera estrategia para ganar dinero online es operar de una forma que se conoce como “intradía”, que, como su nombre indica, implica abrir y cerrar la posición en un mismo día.

¿Qué ventaja obtenemos con esto? Pues, sencillamente, que nos podemos beneficiar de todos los vaivenes del mercado durante un corto periodo de tiempo y sacar muchas pequeñas ganancias. Además, nos ahorramos el irnos a dormir pensando en qué hará nuestra apuesta.

¿Qué desventaja tiene? Pues que, como vas a hacer muchas pequeñas apuestas, necesitas ganar la mayoría de ellas para que las que aciertes compensen las que no has acertado. Y eso no es fácil.

Muchos traders estudian diferentes estrategias concretas de inversión y, cuando dan con una que funciona en, por ejemplo, el 60% de las situaciones, la aplican de forma intradía, ganando dinero de una forma bastante constante y sin muchos altibajos.

Y tú me dirás: ¿Y por qué no me dices cuáles son esas estrategias? Y mi respuesta es: Porque depende más de ti que de mí. Yo puedo tener ciertas estrategias que me permiten ganar dinero en un 60% de las situaciones, pero puede que a ti no te funcione.

¿Por qué? Pues porque yo tengo cierto talento para ver tal o cual patrón en las gráficas, opero en tal o cual mercado, dispongo de tal o cual indicador. Y puede que tú no estés en esa misma situación.

Por tanto, lo que necesitas es practicar y encontrar aquella estrategia concreta que a ti te permita ganar más apuestas de las que pierdes.

O, si no, puedes hacer como hago yo, que es no invertir intradía. Como no tengo ninguna fórmula que me permita ganar más veces de las que pierdo, lo que hago es poner la incertidumbre a mi favor, en una estrategia que llamo “antifrágil” (en honor a Nassim Taleb). Vamos a ver cómo en el siguiente apartado.

 

Método antifrágil

El método antifrágil se puede llevar a cabo durante días o incluso semanas. En lugar de abrir una posición un día y cerrarla en ese mismo día, abrimos la posición y la dejamos abierta durante unos días.

¿Qué ventajas aporta esto? Pues que no necesitamos acertar más veces que las que nos equivoquemos, siempre y cuando controlemos las pérdidas cuando nos equivoquemos (ahora lo desarrollaremos).

¿Qué desventajas tiene? Pues que te vas a dormir pensando en qué hará tu inversión durante la noche, y eso no es cómodo para nadie. Pero, como verás, puede reducirse esa incertidumbre.

Y ahora, la razón por la que yo prefiero este tipo de operativa: No necesito acertar más veces de las que me equivoco. Me vale con que los beneficios que obtengo cuando acierto compensen las pérdidas que tengo cuando me equivoco.

Imagina que tengo 100€ y hago 100 inversiones de 1€, y fracaso en 80 de ellas perdiendo un 5% (porque he puesto un stop loss que impide que pierda más). Por ese lado he perdido 4€.

Pero imagina que las otras inversiones que he hecho empiezan a ir en la buena dirección. Si fuera un trader intradía, cerraría la posición al llegar a un cierto nivel o al acabar el día. Supongamos que lo hago ganando un 10% en esas inversiones. He ganado 2€.

En total habré perdido 2€, ¿verdad?

Pero no soy un trader intradía, así que subo el stop loss de las inversiones que van bien para asegurarme una pequeña ganancia y, a medida que va subiendo, voy subiendo el stop los, asegurándome cada vez una ganancia mayor.

Y, cuando llega la hora de irme a dormir, me voy a dormir y dejo esas 20 posiciones abiertas yendo en la buena dirección.

Al despertarme al día siguiente, 10 de ellas han vuelto a caer hasta el stop loss, que tenía en un nivel de ganancia del 10%. Así que he ganado 1… ¡Pero las otras 10 posiciones han seguido subiendo!

Supongamos que se encuentran en +50%. De momento, con las posiciones cerradas llevo 4€ perdidos y 1€ ganado, así que tengo -3€. Pero si cerrase ahora las otras 10 posiciones, recibiría 5€ de ganancias, con lo que me quedaría en +2€.

¿Qué hago? Cierro 4, de tal forma que gano 1€ seguro, y dejo la otra posición abierta con el stop loss cerca de ese +50%. De esta forma, si cae, me aseguro parte de la ganancia y habré llegado a 1,7 u 1,8€ de beneficio. Si sigue subiendo, me seguiré beneficiando de esa tendencia, y quizá gane 3, 4 o 5€ en total.

Pero ya tengo 1€ de beneficio asegurado, y hoy puedo repetir lo mismo que hice ayer. Y, repitiendo esto muchas veces, siempre tendré una pequeña ganancia asegurada y mucho potencial. A veces ese potencial se cumplirá y otras veces no. Pero, a final de mes, lo más probable es que, de media, no haya ganado 1€ al día, sino 3 o 4.

Pero ahora imaginemos la siguiente situación: Una de esas posiciones que dejo abiertas es una posición bajista del índice S&P 500. Y yo la he abierto de una forma bastante aleatoria, como las demás. Sin embargo, al cabo de un par de días de pequeñas bajadas, se anuncia una noticia que dice que ha quebrado un importante banco.

Todo el mercado se asusta, y el S&P 500 baja un 10% de golpe. Mi posición abierta en esa dirección del mercado no me va a generar 1, 2, 3 o 4€. Me va a generar decenas o centenares de euros.

Así que no solo tengo asegurada una ganancia y cierta potencialidad de pequeños beneficios extra, sino que también tengo una potencialidad extra que, aunque es más improbable, me permite multiplicar muchísimo esos ingresos.

Si sucede, genial, sin o sucede, sigo ganando un pequeño extra. ¡Fantástico!

Por cierto, evidentemente, con un ejemplo de 100€ y 100 posiciones abiertas, parece que no hay un gran beneficio. Pero piensa que puedes apalancarte en, por ejemplo, x100, así que esos 100€ se convierten en 10000.

Así que las ganancias ya no son de 1, 2, o 3€, sino de 100, 200 o 300€, y las potenciales ganancias espectaculares del último (e improbable) caso, no pasan a ser de decenas o centenares de euros, sino de miles o decenas de miles.

Así que… ¡Merece la pena tenerlo en cuenta!

 

Mejores brokers para hacer Trading Online

Y, ahora, para terminar, te vamos a recomendar los mejores Brókers de CFDs que hay actualmente disponibles. En general, los Brókers de CFDs se parecen bastante entre sí, pero los que hemos seleccionado son los que tienen el mejor diseño y usabilidad y, además, son más fiables y ofrecen mejores condiciones a sus usuarios.

Así pues, si quieres iniciarte en el mundo de la especulación financiera, te recomendamos que lo hagas a través de estos Brókers de CFDs:

 

eToro Opiniones
5 stars
check CUENTA DEMO
50 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Servicio de CFDs. 78% pierde dinero. No valido para clientes de USA.
IR AL BROKER
XTB Opiniones – El mayor Broker de CFDs
5 stars
check CUENTA DEMO
10 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Advertencia: Su capital está en riesgo.
IR AL BROKER
Plus500 Opiniones
4 stars
check CUENTA DEMO
100 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Servicio de CFDs. 76.4% pierde dinero.
IR AL BROKER

 

Como puedes ver, el trading online es accesible para cualquiera. Por supuesto, no todo el mundo puede ganar dinero operando en los mercados, pero… ¿Por qué tú no ibas a poder? ¡Si crees que eres capaz, seguramente lo seas! ¡Haz la prueba y cuéntanos qué tal te ha ido!. Eso si, siempre tienes que ser consciente de que puedes llegar a perder todo el capital invertido asi que actua con cabeza!.

 

Atención: “Los CFDs son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido de su complejidad y riesgo”.

 

5/5 - (2 votos)