29 enero, 2023

🏆 Los mejores Brokers para invertir en ETFs 2022!

¿Estás pensando en meterte en el mundo de la inversión? En ese caso, debes conocer los ETFs. Sigue leyendo y no solo conocerás qué son y por qué deberías incluirlos en tu cartera de inversión, sino que también sabrás cuál es el mejor bróker de ETFs para hacerlo. ¡Vamos allá!

 

 

¿Qué es un ETF?

La primera pregunta está clara: ¿Qué es un ETF? Al fin y al cabo, no es un concepto que esté al alcance de cualquiera, sino que es razonablemente nuevo y un poco más complejo que las acciones de toda la vida.

Un ETF no es más que un fondo de inversión que cotiza en el mercado de acciones y que se comporta como éstas. Por tanto, no se suscribe ni se reembolsa, sino que se compra y se vende. Esto es muy cómodo, porque no hay intermediarios (más que los brókers, claro).

O sea, en un ETF puedes comprar un conjunto de acciones, o de materias primas, o de índices, o de cualquier otra cosa que se te ocurra, porque son fondos donde participan muchas personas y replican el comportamiento de diferentes activos subyacentes.

¿Qué significa eso? Supón que hablamos de un ETF que replica el IBEX35. Lo que consigues comprando ese ETF es obtener el rendimiento del conjunto de todo el IBEX35. Es decir, que tu inversión se comporte como se comporte el principal índice bursátil de España.

Podrías hacer esto mismo de otra forma: Comprando una acción de cada una de las 35 empresas que conforman el índice. ¿El problema? Que hacer eso es muy caro. Lo que haces con el ETF es poder reducir la inversión, consiguiendo los mismos resultados.

 

eToro Opiniones
5 stars
check CUENTA DEMO
50 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Servicio de CFDs. 78% pierde dinero. No valido para clientes de USA.
IR AL BROKER
XTB Opiniones – El mayor Broker de CFDs
5 stars
check CUENTA DEMO
10 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Advertencia: Su capital está en riesgo.
IR AL BROKER
Plus500 Opiniones
4 stars
check CUENTA DEMO
100 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Servicio de CFDs. 76.4% pierde dinero.
IR AL BROKER

 

Atención: “Los CFDs son un producto dificil de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido de su complejidad y riesgo”.

Ventajas de los ETFs

Las ventajas de invertir en ETFs son varias. A continuación, te mencionamos las más destacables:

  1. Muy líquidos: La primera ventaja de los ETFs es que tienen una gran liquidez. Esto quiere decir que puedes comprar y vender con facilidad, porque siempre hay otra persona dispuesta a comprarte o venderte su participación en el ETF.
  2. Necesitas poco dinero: Como ya hemos dicho anteriormente, con los ETFs puedes comprar una gran variedad de activos (o porcentajes de esos activos) a un precio muy reducido. Por tanto, es una gran opción para los inversores que están empezando y no disponen de un gran capital.
  3. Fáciles de invertir: Los fondos de inversión pueden ser difíciles de invertir, porque le proceso de suscripción de los fondos suele ser complicado. Pero los ETFs se pueden comprar y vender como si fueran una simple acción, así que otra de las ventajas es esta facilidad que aportan al inversor novato.
  4. Gran variedad de activos: Otro aspecto fundamental a la hora de hablar de las ventajas de los ETFs es que cuentan con una gran variedad de activos posibles. Si quieres invertir en un país, puedes hacerlo con ETFs, si quieres acciones, también, si quieres materias primas (o una en concreto), también. En fin, puedes elegir lo que prefieras.
  5. Diversificación: Por último, un punto muy importante y una gran ventaja de los ETFs es que ofrecen la posibilidad de diversificar de forma sencilla y cómoda. Comprando un ETF estarás comprando, por ejemplo, las 35 empresas del IBEX35. Así que estarás diversificando de una forma espectacular con tan solo una compra.

 

¿Cómo se invierte? Brókers de ETFs

Para invertir en ETFs, necesitarás exactamente lo mismo que para invertir en acciones (puesto que, como ya hemos dicho, se compran y se venden como si fueran acciones cotizadas en la Bolsa). O sea, necesitarás un bróker de ETFs.

Existen muchos, y, de hecho, prácticamente cualquier banco te puede abrir una cuenta para invertir con la opción de comprar y vender ETFs. Pero, naturalmente, esa no es la opción más inteligente, porque los brókers de los bancos suelen ser bastante caros al operar, con muchas comisiones y gastos asociados.

Existen muchos otros brókers de ETFs que ofrecen mejores condiciones, y más abajo, hacia el final de esta guía, te explicamos cuáles son los más recomendados. De momento, te basta con saber que lo único que necesitas para invertir en ETFs es un bróker como el que podrías necesitar para comprar y vender acciones. ¡No es para nada más complicado!

 

 

¿Para quién está pensado un ETF?

Este es un punto muy importante, porque, aunque en EEUU los ETFs son muy populares, en Europa aún no lo son tanto, y esto podría hacerte pensar que es un producto complejo que está pensado para gente multimillonaria y experta en mercados. Pero no es así.

De hecho, Warren Buffett (el mejor inversor de todos los tiempos) dijo que los ETFs son la mejor opción para invertir para aquellas personas que no tienen experiencia en el mundo de la Bolsa, y que deberían darle algún premio a su creador.

Y si lo dice el mejor inversor de todos los tiempos, alguna idea debe tener al respecto, ¿no te parece?

Pero, más allá de que lo haya dicho o no lo haya dicho Warren Buffett, lo cierto es que tiene todo el sentido del mundo que los ETFs sean para todo el mundo, por lo que hemos dicho antes: Son asequibles y permiten diversificar.

Y este es el punto más importante para un inversor novato. ¿Por qué arriesgarte a comprar un paquete de acciones si puedes invertir en toda la economía de varios países? Así te aseguras de que vas a obtener una rentabilidad aceptable.

Por ello, no deberías asustarte por el nombre. Los ETFs son un producto también para ti, porque son un producto para todo el mundo.

 

¿Con qué dinero hay que invertir en ETFs?

Con el mismo con el que invertirías en cualquier otro producto financiero destinado a generar rentabilidad a futuro. Es decir: Con un dinero que no vayas a necesitar en el corto o medio plazo y que puedas permitirte perder (puesto que esta posibilidad siempre existe).

Por ejemplo, si tienes ahorrados 5000€ y quieres tener un dinero guardado para eventuales problemas, deberías utilizar, por ejemplo, 1000€ para invertir. De esta forma ese dinero rentará poco a poco, pero no estarás en una situación peliaguda si llega algún imprevisto.

Y si, en el peor de los casos, llegaras a perder esos 1000€, no te supondría un problema excesivamente grande. A nadie le gusta perder dinero, pero lo cierto es que esa situación no te estará poniendo en aprietos.

Por otro lado, si inviertes 1000€ y tu ETF se revaloriza un 50% en un año, estarás ganando 500€ extra sin hacer nada, lo cual está muy bien. Es decir, no es una cantidad tan pequeña como para que los beneficios te parezcan irrisorios.

Así que, como conclusión: Utiliza una cantidad de dinero que no vayas a necesitar y que puedas permitirte perder. Y, sobre todo (y esto es muy importante), jamás te endeudes para invertir, porque nunca se sabe qué puede hacer el mercado y no conviene tener una deuda ligada a los rendimientos del mercado.

 

¿Cuántos ETFs existen?

Este es un punto interesante, también. Tienes que tener en cuenta que los ETFs se inventaron hace ya unos cuantos años y, dado su potencial, han crecido como setas. Tanto es así que, actualmente, existen más ETFs que acciones. Parece increíble, pero es cierto.

Por suerte, los ETFs se listan y se puede ver qué contienen. Así, puedes elegir aquellos que mayor rentabilidad hayan dado históricamente y, además, puedes seleccionar aquellos que entiendas y que te guste lo que contienen.

Gracias a esta gran variedad de ETFs que hay en el mercado (y dada su propia composición, que ya está bien diversificada), puedes hacerte con una cartera tal que siempre tenga rentabilidad positiva, incluso cuando las cosas vayan mal.

Por ejemplo, imagina que compras un ETF de mineras de oro y oro, que, normalmente, se comporta mal cuando la economía se comporta bien. Pero, al mismo tiempo, compras un ETF global que mejore según mejore la economía global.

¿Qué pasará? Pues que, si la economía va bien, ganarás rentabilidad porque tu ETF global sube y compensa la bajada en el ETF de oro. Pero, si la economía va mal, ganarás dinero por justo lo contrario.

Y estrategias como esta puedes montar mil diferentes, cada una más optimizada que la anterior. Así que la gran cantidad de ETFs que hay te darán la posibilidad de tener una cartera diversificada con un riesgo muy bajo… ¡Que es justo lo que necesitamos al invertir!

 

¿Cuánto cuestan los ETFs?

Depende. Como sucede con las acciones, los ETFs suben y bajan de precio según la gente los compra o los vende. Dependiendo de la oferta y la demanda, el precio de los ETFs sube o baja. No hay ninguna diferencia respecto a una acción.

Esto significa que, por ejemplo, si mucha gente vende el ETF FAANG, que contiene las acciones de Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google, el precio de este ETF bajará. Y, si mucha gente lo compra, el precio de este ETF subirá.

Sin embargo, también tienes que entender que el precio del ETF va en relación a los activos que hay en su interior, y que, dependiendo del comportamiento de estos activos, el precio del ETF hará una cosa u otra.

Supongamos, por ejemplo, que ese mismo ETF FAANG no se compra ni se vende, se queda tal y como está. Pero la gente decide vender muchas acciones de Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google. ¿Qué pasará? Que el precio del ETF bajará, porque sus subyacentes han bajado.

Por eso, cuando hablamos del precio de un ETF, tenemos que contemplar esos dos aspectos. Tanto la compra y la venta del propio ETF, como de los subyacentes que hay en él y a los que está referenciado.

¿Qué significa esto? Pues que, por la propia naturaleza del mercado, que tiene una tendencia alcista a largo plazo, el precio de los ETFs tiende a subir. Y, de hecho, ya puedes considerar que los ETFs están demasiado caros para ti.

Esto puede hacer que, aunque usar ETFs para diversificar tu cartera sea más barato que comprar las acciones directamente, aun así, te resulte más caro de la cuenta y no dispongas de suficiente capital para diversificarte lo suficiente.

Y, en este caso… ¿Qué se puede hacer? Bueno, hay una última opción que puede resultarte de interés.

 

¿Hay alguna forma de invertir en ETFs con menos dinero?

Sí, por supuesto. Igual que hay una opción de invertir de forma más barata en cualquier otro activo financiero. Y es a través de CFDs. Los CFDs son Contratos por Diferencias, y funcionan pronosticando el movimiento de un determinado activo, mientras que otra parte pronostica lo contrario, y, dependiendo de quién acierte y quién falle, uno se lleva el dinero y el otro lo pierde.

Existen CFDs sobre todo tipo de activos, y, por supuesto, también los hay sobre ETFs. Y los CFDs tienen algunas ventajas considerables respecto a los propios activos en sí mismos, que vamos a ver a continuación:

  1. Más baratos: Los CFDs son más baratos que los activos subyacentes. Y no por poca cosa. Pueden llegar a ser hasta diez veces más baratos, incluso más, dependiendo de si el activo subyacente es muy caro. Con ello, puedes conseguir una gran diversificación con una cantidad de capital muy reducida.
  2. Muy líquidos: Los CFDs son muy líquidos porque, en el caso de que no tengas una contraparte dispuesta a comprar o vender el CFD que abras, será el propio bróker quien tome esa posición. De esta forma, siempre que quieras operar, podrás hacerlo.
  3. Permiten apalancarse: Apalancarse significa endeudarse. Sin embargo, el apalancamiento con CFDs es un tanto distinto al endeudamiento tradicional. Simplemente, te permiten operar como si tuvieras más dinero, y esto hace que los movimientos del precio te afecten más rápidamente (tanto para bien como para mal). Pero nunca perderás más dinero del que tienes depositado. Así que no tienes de qué preocuparte (aunque sí deberías ir con cuidado porque puedes quedarte con la cuenta a cero más demasiado rápido -nosotros recomendamos un apalancamiento moderado).
  4. Permiten ponerse corto: Ponerse corto significa vender antes de comprar. Esto es posible en los mercados financieros, y es una técnica que se utiliza en diferentes productos de inversión para ganar en las caídas y no solo en las subidas. Los CFDs permiten este tipo de operativa, y es una de sus grandes ventajas.

Es cierto que hay algunas desventajas, como el hecho de que no tendrás el ETF como tal en tu propiedad, sino que solo te beneficiarás del movimiento de su precio. Pero si eso es lo único que te interesa… ¿Qué más da que no poseas el ETF como tal?

Para nosotros esta es una gran opción, y solo nos queda ver cuál es el mejor bróker para operar con CFDs sobre ETFs. Y, para nosotros, el mejor bróker para hacer esto es, con mucha diferente, XTB. ¡Vamos a ver qué características nos ofrece!

 

El mejor bróker de ETFs: XTB

El mejor bróker para operar con ETFs es, sin lugar a dudas, XTB. ¿Por qué? Pues por las siguientes razones:

  1. Dos plataformas excelentes: Cuando operamos en los mercados, es importante que la plataforma que utilicemos sea cómoda e intuitiva. En este sentido, XTB nos ofrece dos plataformas (xStation y MetaTrader 4) que son muy cómodas y fáciles de usar (pero, a la vez, con gran potencial para los usuarios más experimentados).
  2. Gran cantidad de activos subyacentes: Con más de 1500 activos subyacentes (no solo ETFs), puedes encontrar una gran cantidad de ello que se te den bien y con los que puedas ganar dinero de forma cómoda, rápida y sencilla.
  3. Gran seguridad: Se trata de uno de los brókers más famosos y reputados, y tiene una sede física en Madrid (algo que muy pocos brókers de CFDs tienen). Las opiniones de los usuarios, además, son muy buenas.
  4. Cuenta Demo: Si no tienes claro si este mundillo es para ti, puedes empezar con una cuenta Demo con un saldo virtual de hasta 100.000€. Así podrás adaptarte y ver si eres capaz de obtener rentabilidad o no antes de pasar a una cuenta de dinero real.
  5. Sin depósito mínimo: Y, cuando te consideres en condiciones de empezar a operar, podrás abrir tu cuenta con dinero real… ¡Sin ningún depósito mínimo! Si quieres empezar con 20€ (cosa que no recomendamos, vaya por delante), podrás hacerlo. Nosotros consideramos que con menos de 250€ no deberías abrir una cuenta, pero si quieres empezar con menos, XTB te da la opción.
  6. Varios métodos de pago: Y todo ello pudiendo hacer el ingreso a través de tarjetas de crédito, sí, pero también a través de plataformas online más ágiles, como Skrill o PayPal. ¡Con XTB todo son comodidades!

 

Continua para abrir la cuenta en: www.xtb.com

 

Como puedes ver, esta guía sobre los mejores brókers de ETFs es de las más completas que hay en la red. Esperamos que te haya resultado útil y que puedas empezar a invertir como un auténtico profesional. ¡Seguro que lo consigues!

 

 

5/5 - (1 voto)