29 enero, 2023

¿Qué es Forex?

¿Estás buscando información sobre Forex para saber si tú tienes lo que es necesario para operar y ganar dinero en este mercado? En ese caso, estás en el lugar indicado. Te vamos a contar todo lo que debes saber al respecto y, así, podrás determinar si el mercado de divisas es un buen mercado para ti. ¡Vamos a verlo!

 

¿Qué es Forex y el mercado de divisas?

La primera pregunta es evidente: ¿Qué es el mercado Forex? Y la respuesta rápida es que se trata del mercado de divisas. Por supuesto, esto no nos dice gran cosa, así que, para profundizar un poco más y entender este mercado, vamos a hacer un breve repaso histórico.

Vamos a remontarnos a bastante atrás y, poco a poco, vamos a ir acercándonos al presente. Puede que te parezca que no hay relación con las cuatro ideas sueltas que tenías acerca de Forex, pero, créeme, sí existe relación y es útil entender esta historia para operar correctamente en el mercado de divisas. Así que… ¡Vamos allá!

 

¿Qué es el dinero?

Para entender el mercado de divisas, lo primero que hay que entender es qué es el dinero. Y la definición más aceptada y habitual es la de: Depósito de valor, unidad de cuenta y medio de intercambio.

Veamos un poco más en profundidad cada elemento de la definición:

  1. Depósito de valor: La primera característica del buen dinero es que sea un depósito de valor. Es decir, que lo que puedes comprar con una unidad monetaria se mantenga estable a lo largo del tiempo.
  2. Unidad de cuenta: La segunda característica es que sea una unidad de cuenta. Esto significa que tienes que poder utilizar el dinero para contar cuánto valen las cosas que quieres comprar con ellos (por ejemplo, decir que “esta barra de pan vale 1€”).
  3. Medio de intercambio generalmente aceptado: Que sea un medio de intercambio entre dos bienes y que la mayor parte de la gente lo acepte. Es importante este último punto, porque una promesa de pago propia también sirve para intercambiar bienes, pero no la acepta todo el mundo.

Adicionalmente, un buen dinero debería tener cuantas más de las siguientes características:

  1. Escasez: Para que un dinero sea bueno debe ser lo suficientemente escaso como para que posea valor frente a los demás bienes por los que se va a intercambiar.
  2. Durabilidad: También debe ser duradero, porque para nada quieres un dinero que al día siguiente ha desaparecido (esto parece una obviedad, pero hay culturas que han usado como dinero el ganado, el cual acaba muriendo).
  3. Transportabilidad: Un buen dinero será tanto mejor en la medida en que se pueda transportar con facilidad. Como dato curioso, los espartanos odiaban el dinero, de forma que hicieron que las monedas fueran de hierro, haciendo muy costoso su transporte.
  4. Divisibilidad: El buen dinero debe ser divisible. En el caso de las divisas actuales, se puede dividir en céntimos. En el caso del Bitcoin, se puede dividir en satoshis. En el caso del oro, se puede dividir el kg en gramos y los gramos en miligramos.
  5. Fungibilidad: La fungibilidad, en este caso, hace referencia a que una unidad monetaria es exactamente igual que otra unidad monetaria. O sea, que da igual si te robo un euro y me lo gasto, porque, si me pillan y te lo tengo que devolver, solo tengo que pagarte con otro euro (porque son iguales). Fíjate que esto no pasa con otro tipo de dineros históricos, como el ganado.
  6. Con uso no monetario: En la medida de lo posible, el buen dinero debe tener algún uso no monetario, de tal forma que no se pueda especular infinitamente con el dinero, porque éste tiene un valor real por debajo del cual no se puede devaluar.
  7. Adición de masa monetaria estable y baja en relación al stock: Para que no se genere inflación, es bueno que el dinero tenga una limitación de adición en relación al stock existente. En el caso del oro, esa adición histórica ha sido del 2% al año (y esa es la razón de que los países más responsables con su política monetaria busquen ese nivel de inflación y no más).

Como puedes ver, el “dinero” que tenemos hoy cumple con bastantes de los criterios exigidos. Es una unidad de cuenta, es un medio de intercambio, es durable, transportable, divisible y fungible.

Pero no cumple con algunos otros criterios: No es un depósito de valor, no es escaso y no tiene un uso no monetario y no tiene una adición de masa monetaria estable y baja en relación al stock.

Pero bueno, de eso, hablaremos más adelante. De momento, es suficiente con entender que esas son las características que debería tener el buen dinero, y, a partir de aquí, podemos trazar la historia del dinero que comentábamos antes.

 

El origen del dinero y el gran ganador

En los tiempos que corren, parece que el dinero siempre ha sido lo que vemos hoy en día. Pero lo cierto es que lo que tenemos actualmente es un experimento bastante reciente, que apenas tiene medio siglo. A lo largo de la historia, este dinero no ha sido habitual.

En el origen, la mayor parte de las sociedades desarrollaron sus propios dineros para facilitar el intercambio, y algunos cumplían mejor o peor los requisitos que hemos mencionado anteriormente. Algunos ejemplos pueden ser el ganado, las conchas marinas o las semillas de cacao.

Sin embargo, como puedes ver, este tipo de dinero no cumple muchos de los atributos antes mencionados, y es por ello que, cuando surgió el oro como dinero, rápidamente éste se extendió.

Hay que señalar que el oro tardó más en aparecer porque es necesario un grado adicional de tecnología para poder contar con él. Al fin y al cabo, se necesita la capacidad de fundir el metal, algo que no es necesario en los otros casos.

Pero, una vez se alcanza ese nivel de tecnología, el oro se extiende rápidamente por todas las culturas, al igual que hace la plata. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que cumple con todos los requisitos especificados anteriormente. No solo algunos. Todos.

Es por ello que, a lo largo de miles de años, el oro ha sido el dinero de la humanidad, utilizado de forma internacional y elemento que permitía comerciar a culturas muy distintas y separadas por la geografía.

Algún tiempo después apareció la acuñación de moneda, que hizo mucho más fáciles los intercambios, porque se conseguía que cualquier unidad monetaria fuera exactamente igual que otra (fungibilidad).

Esto, a su vez, generó fraudes. Muchos gobernantes acuñaban monedas, pero, poco a poco, iban quitando la cantidad de oro que éstas tenían y las sustituían por otros metales (seguramente hayas visto en las películas cómo hacían rebotar las monedas contra las mesas o las mordían, esto era para ver cuál era la calidad de la moneda y cuánto oro contenía).

Solo hubo una sociedad que dio un paso más allá y dejó de utilizar el oro, y es importante, porque lo que hizo esa sociedad es muy parecido a lo que tenemos hoy en día en nuestras sociedades desarrolladas.

Esa sociedad fue la antigua China, que, como era un gran país cerrado en sí mismo, pudo imponer el dinero que los gobernantes consideraron oportunos. ¿Y qué dinero impusieron? ¡El dinero fiat!

Sí, lo mismo que tenemos hoy (más o menos). Y, si no sabes qué es el dinero fiat, tranquilo. Lo verás un par de apartados más abajo.

 

El desarrollo de la economía y los sustitutos monetarios

El oro, una vez se generalizó, permitió que la economía fuera creciendo poco a poco. Y, con la llegada de las revoluciones burguesas por el siglo XVI (y el consecuente crecimiento del comercio en detrimento de la política y la religión), se empezaron a necesitar nuevas formas de intercambio.

La lógica era simple: El oro es muy útil como dinero, pero tiene sus problemas. Te lo pueden robar, no siempre es fácil dividirlo en el momento de pago, etc.

Los bancos surgieron para poner solución a este problema y facilitar los intercambios a un nivel superior al que podía ofrecer el oro.

Mucha gente cree (educada por vídeos de YouTube con muy poca base histórica y económica) que lo que hacían los bancos era guardar el oro de la gente y dar billetes a cambio, directamente ligado a la cantidad de oro que habían depositado.

Esto no es cierto. Un banco que funcionase como un almacén de oro es una muy mala idea (si yo fuera ladrón, sabría perfectamente a donde ir). Además, si los bancos fueran almacenes, se tendrían que pagar, y más bien sucede lo contrario: Nos pagan (o nos pagaban hasta no hace mucho) por tener una cuenta en el banco.

La realidad es un poco más complicada: Los bancos surgieron para hacer pagos a crédito. Es decir, basados en la confianza. Los bancos no eran más que personas o entidades de las que la gente se fiaba porque eran dignas de crédito.

Así, cuando te daban un billete, no te lo daban porque hubieses depositado oro en el banco. Te lo daban a modo de deuda frente a ti. Es decir, el banco se endeudaba contigo (y sigue siendo así, dicho sea de paso).

Cuando abres una cuenta en el banco e ingresas 100€, el banco no te está guardando 100€, lo que está haciendo es contraer una deuda frente a ti, y tú le estás prestando esos 100€. Y el negocio del banco está, precisamente, en la correcta gestión de los intereses que paga y que cobra.

Así que un billete del banco no era más que un título de deuda. Un billete de 100€ significaba que el banco me debía 100€ (bueno, no eran euros, lógicamente, pero así nos entendemos mejor). Si yo iba con ese billete al banco, me devolvían el dinero prestado en oro.

Pero, como los bancos eran fiables, la gente no se preocupaba por ir a por el oro, y empezaron a utilizar los billetes (la deuda del banco) como dinero. Sin embargo, es importante entender que no eran dinero, sino sustitutos monetarios.

Es decir, era algo que la gente utilizaba como sustituto del dinero, pero el dinero, en realidad, era el oro subyacente con el que se pagaba esa deuda. Es muy importante entender esto para comprender qué es el dinero.

El hecho de que la economía funcionase en base a crédito era muy positivo, porque evita tener que ir moviendo dinero de verdad y, además, multiplica la posibilidad de usos de ese dinero, gracias a que se pueden saldar las deudas de forma bidireccional.

Pero es importante entender que todo este andamiaje financiero estaba íntimamente ligado al oro. Los billetes del banco tenían un respaldo directo en oro (auténtico dinero).

Y es muy importante que existiera esa relación, porque era la que ataba a los bancos para no incurrir en deudas que no pudieran pagar (es decir, era lo que hacía que no crearan un exceso de billetes).

Pero eso cambió.

 

La desaparición del patrón oro y el auge del dinero fiat

A partir de lo anterior, la historia se vuelve un poco más complicada, pero vamos a explicarla rápidamente:

Los gobiernos dieron a algunos bancos el monopolio de los billetes. Es decir, les dieron el monopolio del dinero a crédito. Esto permitía un negocio redondo para los bancos, pero también para los gobiernos, porque los bancos estaban en deuda con ellos, y, por tanto, les ofrecían créditos con muy buenas condiciones.

Sin embargo, seguían estando anclados al oro que tenían disponible, lo que hacía que tanto los gobiernos como los bancos estuviesen limitados en la capacidad de generar nuevos billetes (nueva deuda).

Tras la Segunda Guerra Mundial, con la victoria de USA y los acuerdos de Bretton Woods, se cambió ese anclaje. Las diferentes divisas del mundo ya no estaban ancladas por sí mismas al oro, sino que pasaron a estar ancladas al dólar, y el dólar, asimismo, estaba anclado al oro.

Paremos un momento aquí: Date cuenta que, hasta aquí, el mercado de divisas Forex no tenía sentido. El precio de las divisas estaba ligado por igual al oro, por lo que no había negocio posible. Tampoco lo había cuando todas las divisas estaban ligadas al dólar.

Si todas las divisas están referenciadas a un mismo bien, el valor es estable en relación a ese bien, así que no hay (o hay muy poco) margen para la especulación.

Pero, entonces, sucedió algo: Nixon, en 1971, desligó el dólar del oro, tal y como había sucedido en China miles de años antes. Aquí nació el dinero fiat. Dinero basado en la confianza: Nada más.

¿Y qué implicaba esto? Pues que el precio de las divisas empezaba a flotar libremente en relación a otras.

Y fue aquí donde apareció el mercado Forex, porque, si un euro vale un dólar, pero mañana se imprimen más dólares, el euro subirá de precio en relación al dólar, porque se ha aumentado la oferta de una divisa, pero no de la otra.

Esto es bueno para nosotros, porque nos permite especular con las divisas. Pero es malo para la economía en general, por muchas razones que no son especialmente relevantes en este momento.

Lo importante es entender esta historia y comprender qué fue lo que pasó con el dinero a lo largo de la historia.

 

¿Por qué es importante esta historia para operar en Forex?

Ahora, llegados a este punto, te estarás preguntando: ¿Y para qué quiero saber eso a la hora de operar en el mercado de divisas? Y yo tengo que responderte que conocer el mercado en el que estás operando es fundamental para moverte cómodamente.

Lo explicado anteriormente te permitirá tener un esquema mental para entender la realidad del mercado de divisas. Y es que, en el mercado de acciones, por ejemplo, los análisis pueden ser mucho más rápidos, porque las acciones están relacionadas con el mundo real en el que todos nos movemos, y eso facilita comprender el negocio.

Por ejemplo, si sabes que una empresa está ganando cada vez menos, parece razonable que su cotización vaya a bajar. Pero… ¿Y si cada vez se crea más masa monetaria en un país?

Si no tienes un esquema mental sobre qué ha sido históricamente el dinero y qué es en la actualidad, es imposible hacer un buen análisis y operar en el mercado, así que solo puedes llevarte por el análisis técnico más chapucero, sin entender qué estás comprando o vendiendo.

Con la explicación que hemos dado, ya puedes saber que la relación entre el precio de un dinero frente a otra depende de lo mismo que cualquier otro bien: Oferta y demanda, y que están sujetas a los vaivenes de las políticas monetarias, fiscales y de la economía en general.

En definitiva: Comprender qué es el dinero histórico, qué es el dinero actual, y qué es el mercado de divisas, es fundamental para poder operar correctamente en él (y, en nuestra experiencia, esta explicación no está presente en la mayor parte de guías de Forex).

 

¿Cómo se opera en Forex?

Ahora, aclarado qué es el dinero y por qué es importante saberlo antes de empezar a operar con él, podemos pasar a hablar de cómo se opera en Forex.

En este punto hay que decir que, en realidad, se puede operar en Forex de muchas formas distintas. De hecho, si viajas a EEUU y cambias euros por dólares, estás participando en el mercado de divisas.

Sin embargo, en este caso, hablamos especular con divisas, y, para ello, como en cualquier otro tipo de especulación financiera, necesitaremos un bróker.

¿Qué tipo de bróker? Pues depende del instrumento con el que quieras operar (puedes desde comprar el dinero al contado, hasta utilizar CFDs u opciones).

Nosotros nos vamos a centrar en el uso de CFDs, porque es lo que permite un mayor rango de oportunidades con la menor cantidad de capital requerido para el inversor particular. Al fin y al cabo, hay pocas personas que puedan utilizar 200.000€ para comprar dólares.

Por tanto, necesitaremos un bróker que permita operar con CFDs sobre pares de divisas. Por supuesto, en el último apartado te recomendaremos aquellos Brókers que, en nuestra experiencia, mejores condiciones ofrecen a los inversores particulares.

 

¿Y cuál es el mecanismo de este mercado?

El mercado Forex funciona mediante la especulación sobre pares de divisas. Por ejemplo, el par de divisas más conocido y utilizado es el EUR/USD. Es decir, el par de divisas euro-dólar.

Supongamos lo siguiente: EUR/USD: 1,2345. Lo que quiere decir esto es que cada euro está cotizado en 1,2345 dólares. O lo que es lo mismo, para comprar un euro, tendremos que desembolsar 1,2345 dólares.

Teniendo esto en cuenta, podemos ponernos largos del par EUR/USD (lo que significa que apostaremos a que el euro se revalorizará frente al dólar, pasando de 1,2345 a 1,2346 o más) o ponernos cortos (lo que significa que apostaremos a que el dólar se apreciará frente al euro -o que el euro se depreciará frente al dólar, puesto que son dos caras de la misma moneda).

Es importante recordar que, al operar con CFDs, no estaremos comprando y vendiendo directamente ese dinero, sino utilizando un sistema parecido a las apuestas donde el activo subyacente será ese par de divisas.

En la práctica, para un especulador particular, es lo mismo, con la ventaja típica de los CFDs: Apalancamiento, posibilidad de ponerte corto, spreads mínimos, ausencia de comisiones, etc.

 

¿Cuáles son las ventajas de Forex frente a otros mercados para especular?

Ahora, ¿por qué has acabado aquí, en esta página? Probablemente, porque buscaste información sobre cómo especular por internet, y descubriste información sobre Forex.

¿Por qué encontraste el mercado Forex y no otro? Probablemente, porque el mercado Forex es el más completo y el que más oportunidades ofrece.

Estas son las ventajas que ofrece el mercado Forex frente a otros mercados financieros:

  1. Accesible: La primera razón para que el mercado Forex sea uno de los más utilizados es que es muy accesible. Cualquier persona con 100 euros puede empezar a operar a través de cualquiera de los Brókers que recomendamos en el último apartado.
  2. Líquido: Un mercado líquido significa que es un mercado en el que es fácil encontrar contraparte para las operaciones a realizar. Es decir, imagínate que quieres vender euros y comprar dólares. Si te cuesta encontrar comprador, sería un mercado ilíquido; si tuvieras fácilmente muchos compradores, sería un mercado líquido (como así es, de hecho).
  3. Apalancamiento: Gracias a la operativa con CFDs, el inversor particular puede utilizar importantes apalancamientos, aumentando sustancialmente sus potenciales ganancias (y, por supuesto, también sus potenciales pérdidas).
  4. Operaciones en corto: Gracias a la operativa con CFDs, puedes ponerte corto de pares de divisas, lo que significa que puedes apostar tanto a que una divisa se va a revalorizar frente a otra, como lo contrario.
  5. Desarrollo tecnológico: Por último, otra razón para que mucha gente apueste por el mercado de divisas es que el desarrollo tecnológico ha hecho que éste sea un mercado fácil de entender y cómodo en lo que a operativa se refiere. ¡Las plataformas de los Brókers que recomendamos en el último apartado son clarísimas y muy cómodas!

Como ves, no es casualidad que hayas acabado en el mercado de divisas: Es uno de los preferidos por los traders de todo el mundo.

 

Horario y calendario económico Forex

El mercado Forex es uno de los más interesantes para el inversor particular, porque no tiene que esperar a que sea una hora concreta para operar, puesto que está abierto durante las 24 horas desde el domingo a las 23h hasta el viernes a las 22h (hora española).

Como ves, esto implica que sí hay algunos días en los que no puedes operar, que son los días de fin de semana. Ocurre lo mismo con algunos festivos, en los que no se puede operar, sencillamente, porque el mercado que debería estar operando en ese momento está cerrado.

Sin embargo, aclarado esto, lo interesante es mencionar por qué es posible operar ininterrumpidamente desde el lunes hasta el viernes en el mercado de divisas. Y la respuesta es que el producto que se negocia es el mismo en todos los mercados internacionales.

Esto significa que da igual que sea un mercado europeo, americano o del Pacífico el que esté abierto. Tú puedes aprovecharlo para operar con divisas. Así que, desde el punto de vista del inversor particular, es genial, porque no hace falta que adaptes tus horarios al mercado.

 

¿Se puede vivir de Forex?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: Sí, se puede. Y, de hecho, hay muchísima gente que lo hace. Y no solo se puede vivir de Forex, sino que se puede ganar una gran cantidad de dinero dedicándole apenas un par de horas al día.

En el siguiente apartado vamos a ver algunas estrategias efectivas con las operaciones binarias, para que veas que tú también puedes ganar dinero con ellas.

 

Estrategias Forex Trading Efectivas

A continuación, vamos a ver cuáles son las estrategias de Forex más efectivas para ganar dinero a largo plazo (y esto es lo importante, tener ganancias sostenidas en el tiempo, no dar un único pelotazo y luego perderlo todo -tienes que tener una mentalidad de largo plazo):

 

Operativa con noticias

Esta primera estrategia se basa en fundamentales, y no en análisis técnico, y consiste, esencialmente, en aprovechar las noticias que haya acerca de temas macroeconómicos para aprovechar la tendencia que se generen a partir de ellos.

Por ejemplo, supón que hablamos del par EUR/USD, y hay un día en el que tiene que hablar el presidente del Banco Central Europeo. Puede que no diga nada, o puede que diga que va a comprar bonos de empresas, o puede que diga que va a subir tipos de interés.

Este tipo de información es muy relevante, porque, si dice que va a comprar bonos de empresas, significa que se va a crear más masa monetaria, lo que significa que habrá más oferta de euros… Y eso depreciará el euro frente al dólar.

Por supuesto, siempre puede ocurrir que no se cumpla “lo que debería pasar”, pero, en general, si las leyes económicas marcan que sucederá algo, tiende a suceder. Así que, si lo haces 10 veces, aunque falles 2, acertarás 8.

Ten en cuenta, no obstante, que esto solo se aplica en el caso de que no haya rumores acerca de lo que va a decir la institución en cuestión. Si hay rumores, la estrategia pierde efectividad, por lo que vamos a explicar en la siguiente estrategia.

 

Operativa con noticias… ¡Inversa!

Esta estrategia me gusta más que la anterior, aunque te obliga a tener mucha más fortaleza mental para cerrar posiciones con pérdidas y asumirlas a cambio de, ocasionalmente, tener grandes beneficios.

El caso es el siguiente: Tomando el ejemplo anterior, hay casos en los que la institución que va a hablar (en el caso anterior, el Banco Central Europeo) no lo hace por sorpresa. Hay ocasiones en los que se rumorea lo que va a hacer, o se da por supuesto.

Por ejemplo, si los tipos de interés están en mínimos, solo caben dos posibilidades: O que los mantengan, o que los suban. Si, además, hay riesgos evidentes por mantenerlos demasiado bajos, es normal que la mayoría de la gente espere que suban.

Como esto es algo que el mercado ya da por hecho, el precio del par EUR/USD empieza a moverse en consecuencia. Es decir, el mercado descuenta lo que va a suceder, de tal forma que, cuando llega la noticia, el movimiento del par de divisas es mínimo porque lo que ha ocurrido ya se daba por hecho.

Ahora bien… ¿Y si no ocurre lo que el mercado esperaba?

Vamos a poner un ejemplo simplificado para que se entienda: Imagina que una determinada noticia hará que se aprecie el euro frente al dólar un 1%, mientras que la noticia opuesta, hará que baje un 1%.

Imagina, también, que el mercado espera que se dé la noticia que conduce a que el precio aumente un 1%. Por tanto, los días previos, poco a poco, el mercado va acercándose a ese 1% de revalorización, porque está descontando la noticia.

Pero… El día de la noticia, no se da la que se espera, sino la contraria, y el mercado baja dos puntos básicos (el de aumento por el rumor descontado, y el que iba a suceder tras la noticia). En realidad, se moverá un poco más, porque los mercados sobrerreaccionan por naturaleza, especialmente en los movimientos a la baja.

¿Cómo podemos aprovechar estos movimientos? Posicionándonos contra el consenso. Si cuando el mercado ha descontado la revalorización y se encuentra en +1% nosotros nos ponemos cortos y ponemos un stop loss cercano, tendremos opcionalidad para ganar mucho.

¿Por qué? Porque, en la mayoría de ocasiones, perderemos la apuesta, pero se nos activará el stop loss cercano, y eso nos hará perder poco. Pero, en las ocasiones en que acertemos yendo contracorriente, nos llevaremos el beneficio de acertar la noticia más el beneficio del descuento incorrecto que había hecho el mercado.

 

Operativa con noticias segura

En algunas ocasiones, sin embargo, las noticias no están claras, y no hay descuento en ninguna dirección. En esos casos, hay tres escenarios: Que la noticia deje las cosas como están, que la noticia cree una tendencia alcista, o que la noticia cree una tendencia bajista.

¿Cómo podemos asegurarnos el beneficio a partir de esa noticia? Pues, simplemente, creando una posición en cada dirección con un stop loss cercano.

De esta forma, solo tendremos que esperar que la tendencia final sea lo suficientemente fuerte como para compensar el spread que nos cueste hacer esa apuesta segura (es decir, los pips intermedios entre la posición larga y la posición corta que hayamos abierto).

En ocasiones, la tendencia que se cree no tendrá suficiente fuerza y el mercado siga en lateral, pero, en ese caso, no tenemos coste, y podemos esperar a que se defina una tendencia para cerrar la otra posición.

En la mayoría de casos, sin embargo, estaremos subidos en la tendencia que se cree (si se crea) y la otra posición se cerrará automáticamente.

Por supuesto, esto no es una ciencia exacta, y puede que el precio vaya en una dirección hasta hacer saltar uno de los stop loss y, después, se dé la vuelta hasta activar el otro stop loss. Pero esto es algo poco probable.

 

Operativa con noticias en divisas exóticas

La operativa con noticias en divisas exóticas se basa, simplemente, en utilizar las técnicas anteriores en pares de divisas no tan seguidas como el EUR/USD. Por la sencilla razón de que las divisas menos seguidas son más volátiles y, por tanto, permiten mayor margen para aplicar las estrategias mencionadas.

Además, como no están tan seguidas, los rumores que se generan son menos eficientes, y podemos beneficiarnos más de las apuestas inversas.

Eso sí, te recomiendo que elijas tres o cuatro divisas exóticas y las estudies en profundidad, comprendiendo esos países y su situación macroeconómica. Con ese conocimiento y las estrategias anteriores, los resultados pueden ser espectaculares.

 

Consejos al invertir en Forex

Ahora, tras ver las estrategias, podemos ver algunos consejos generales para sacar el máximo partido a la operativa en el mercado de divisas. Estos consejos te ayudarán a aumentar las ganancias que puedas obtener en el menor tiempo posible.

 

Empieza con un simulador como Forex Tester

Lo primero que deberías hacer es empezar con un simulador de Forex, de tal forma que no pongas en riesgo tu dinero mientras estás aprendiendo. Pero, cuidado, tampoco te pongas a jugar como si no tuvieses un interés detrás.

Es normal que, cuando se tiene una cuenta demo de inversión, se hagan locuras. No es lo que deberías hacer. Tendrías que tratar de operar en la cuenta demo como lo harías si el dinero que tienes en ella fuera de verdad.

Además, no te recomiendo que estés mucho tiempo utilizándola, sino solo lo necesario para acostumbrarte a la operativa. Tan pronto como te sientas cómodo, tendrías que empezar con una cuenta de dinero real, aunque sea con poco dinero.

¿Por qué? Porque es la única forma de ver de verdad si eres capaz de aguantar los vaivenes del mercado cuando pierdes y ganas dinero real (la mayoría de las personas operan de forma muy distinta con la cuenta de dinero real que con la cuenta demo).

 

¿Aprovechar un servicio de señales de Forex?

Para prácticamente cualquier tipo de mercado existe un servicio de señales. Estos servicios te dan indicaciones de qué posiciones deberías abrir a cambio de un pequeño pago.

Personalmente no los recomendamos, pero hay gente que los utiliza y les va muy bien, así que no te vamos a decir que no los uses. Lo que sí te vamos a decir es que te asegures de que eliges un buen servicio.

Para asegurarte de que eliges uno bueno, debes mirar cuál es su porcentaje de acierto y su rentabilidad, así como la cantidad de operaciones cerradas. No te fíes de ningún servicio que no informe de estos datos, y no tomes en consideración ningún servicio de señales con menos de 1000 operaciones cerradas.

 

Utiliza un servicio de noticias como Forex Factory

Lo que sí te iría bien es un servicio de noticias sobre Forex, porque las estrategias que hemos recomendado se basan en aprovechar las noticias, y tenerlas todas centralizadas en un único servicio está muy bien.

En este sentido, puedes utilizar Forex Factory, aunque hay más. Lo que nosotros recomendamos es que elijas unos cuantos pares de divisas y estudies bien sus países y cómo se comportan sus divisas, y, después, solo leas noticias sobre ellos.

Si te informas sobre absolutamente todo, sufrirás infoxicación: O sea, un exceso de información inútil que no te permite operar mejor (sino que te hará operar peor).

 

Mejores brokers para invertir en Forex

A continuación, te mencionamos los mejores Brókers de Fórex que hemos analizado y que, en nuestra experiencia, ofrecen mejores condiciones a los traders particulares:

 

eToro Opiniones
5 stars
check CUENTA DEMO
50 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Servicio de CFDs. 78% pierde dinero. No valido para clientes de USA.
IR AL BROKER
XTB Opiniones – El mayor Broker de CFDs
5 stars
check CUENTA DEMO
10 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Advertencia: Su capital está en riesgo.
IR AL BROKER
Plus500 Opiniones
4 stars
check CUENTA DEMO
100 USD
DEPÓSITO MÍNIMO
(*) Servicio de CFDs. 76.4% pierde dinero.
IR AL BROKER

 

Forex: Opiniones

Las opiniones sobre el mercado Forex y las diferentes plataformas para operar en este mercado, en general, son muy positivas. Y no es de extrañar: Es un mercado que ofrece grandes comodidades al inversor particular.

A diferencia de las opciones binarias, que sí tenían críticas negativas, el mercado Forex suele tener solamente críticas positivas, y eso es algo que debe dar mucha tranquilidad a los nuevos interesados en hacer trading en el mercado de divisas.

 

Como puedes ver, el Forex no es un mercado que solo sea accesible a cuatro o cinco personas con mucho dinero. Cualquiera puede invertir en el mercado de dinero y ganar dinero con él, aunque también perderlo. Es por ello por lo que esperemos que esta guia os haya sido útil y de gran información.

 

 

5/5 - (2 votos)