20 mayo, 2024

¿Qué tan bueno es invertir en un fondo indexado?

invertir en un fondo indexado

Tabla de contenidos

Buena pregunta. Los fondos indexados son un producto de calidad con un costo sumamente razonable (eso no está en discusión). Básicamente, es una inversión de bajo costo que ofrece resultados satisfactorios. El sector está experimentando un fuerte crecimiento en la mayoría de los mercados y todo indica (en finanzas no hay verdades absolutas) que tienen un gran potencial por delante. Te contamos que son los fondos indexados.

Uno de los aportes más destacados es su capacidad para desafiar la hegemonía de los fondos bancarios. Eso es bueno porque indujeron a que se redujeran las comisiones y, en muchos casos, se mejorara la calidad de las ofertas financieras.

Un buen asesor sería el que recomiende considerar los fondos indexados para la construcción de carteras, pero no necesariamente que esto implique destinar todos los ahorros a ellos.

En primer lugar, porque en mercados donde su eficiencia es menor, puede ser más beneficioso aprovechar la gestión activa para optimizar los rendimientos.

En segundo lugar, aunque la diversificación es un buen punto de partida, invertir únicamente en un índice implica perder oportunidades de inversión atractivas y estar expuesto de manera desproporcionada a las acciones que han tenido un mayor crecimiento.

Si bien los fondos indexados son de gestión pasiva, igualmente deberás tomar decisiones activas, a saber:

  • Determinar en qué mercado invertir.
  • Asignar porcentajes correspondientes en la cartera.
  • Decidir si invertir todo de una vez o realizar aportes progresivos.

Todas estas decisiones son activas y, al final, tendrán un impacto importante en la rentabilidad obtenida.

 

Cuál es la rentabilidad de un fondo indexado?

A pesar de los esfuerzos de un fondo indexado por replicar con precisión la rentabilidad de un índice, nunca logra alcanzar una correspondencia absoluta.

Esto se debe a las tarifas y gastos de la gestión, lo que causa que la línea de rendimiento del fondo indexado imite el comportamiento del índice, pero se sitúe levemente por debajo.

En el caso de que el fondo esté estructurado de manera adecuada, la curva de rendimiento será prácticamente idéntica y apenas mostrará una ligera desviación, pero no será igual.

No obstante, hay que decir que los fondos indexados tienen costos de comisiones y gastos notablemente inferiores en comparación con otros fondos de gestión activa.

La elección entre optar por la gestión activa o pasiva dependerá del perfil del inversor, sus objetivos de rendimiento a corto, mediano y largo plazo, así como su disposición a asumir riesgos. Estos factores serán determinantes.

Los fondos de gestión pasiva están ganando espacio en las inversiones mundiales. En Estados Unidos, por ejemplo, los últimos datos dicen que el 40 por ciento de las colocaciones de activos apunta a gestiones pasivas, básicamente ETF y fondos índice.

Para tomar dimensión: el mayor fondo cotizado de gestión activa que existe es el JP Morgan Ultra Short Income ETF, que contiene U$S 24.000 millones. Ese fondo generó una renta media anual de poco menos del 2% en los últimos cinco años. Superó a casi todos sus rivales.

Sin embargo, aunque es gigante, está muy por debajo del ETF más grande del mundo, también de los Estados Unidos. Hablamos del SPDR S&P500, que incluye inversiones por más de U$S 365.000 millones. Todo incluido en un mismo título. Es decir, una acción para controlar todo.

 

Invertir en fondos indexados a través de Roboadvisors

Hablar de gestión pasiva y no mencionar los roboadvisors sería un verdadero pecado en lo que a contenido se refiere.

Los roboadvisor, robo advisor o gestores automatizados son plataformas digitales que emplean algoritmos para organizar carteras de fondos.

Son eficientes y de bajo costo, pero cuidado, lo logran gracias a un nivel muy limitado de supervisión humana.

Estos sistemas funcionan de manera similar a un asesor financiero, pero lo hacen de forma automatizada (o casi).

Es decir, ofrecen productos de inversión más económicos y accesibles, pero hay que saber que se está confiando todo a algoritmos.

La principal característica de estos gestores es su estructura de comisiones reducidas porque se basan en carteras compuestas por fondos indexados y ETFs (ya sabes de qué se tratan, ¿no es cierto?).

Además, presentan un umbral de inversión inicial asequible. En algunos casos, desde sólo 150 dólares (pero esto es variable según los países).

En contraste, la asesoría financiera tradicional suele requerir una inversión mínima inicial mucho más elevada. En algunos casos, desde 50.000 dólares.

Es por esta razón que los robo advisor han emergido como una alternativa en crecimiento para los pequeños ahorristas, especialmente aquellos con capacidad de preservar dinero cada mes, pero sin un patrimonio sustancial acumulado.

¿Son confiables los robo advisor? No hay que asustarse, si bien son “asesores robotizados”, los algoritmos fueron creados por “humanos” que saben del tema y las acciones de los robo advisors están supervisadas por grupos de especialistas, lo que implica que no están automatizados al 100%.

Puede que también te guste:
Brokers regulados por la FCA

Brokers regulados por la FCA

Para comenzar es indispensable saber que La FCA es la Autoridad de Conducta financiera de Reino Unido y es un organismo independiente del gobierno británico.