16 abril, 2024

Qué son los fondos monetarios y cómo funcionan

fondos-monetarios

Tabla de contenidos

La inestabilidad bancaria que se generó en los Estados Unidos a comienzos de 2023 (el caso Silicon Valley Bank) y se expandió por otras economías (la crisis del Credit Suisse) impulsó a cada vez más personas a decidirse por una clase de inversión que no suele estar en las portadas de los periódicos: los fondos monetarios.

La tendencia había comenzado con la pandemia del coronavirus en 2020 y creció con los problemas derivados del conflicto armado en Europa del Este.

Veamos de qué se tratan los fondos monetarios.

 

Qué son los fondos monetarios 

Los fondos monetarios son un tipo de fondo de inversión cuya cartera está conformada por activos del mercado monetario que se caracterizan por tener vencimientos a corto y muy corto plazo y riesgos crediticios mínimos.

Son emitidos por gobiernos, organizaciones o empresas que piden créditos y devuelven el capital y los intereses a los inversionistas en breves periodos de tiempo.

¿Me puedo hacer millonario invirtiendo en un fondo monetario? La respuesta es un rotundo “NO”; así, en mayúsculas. Es que los fondos monetarios no están diseñados para ganar fortunas porque se trata de una alternativa de inversión para preservar capital, no para multiplicarlo. 

Esencialmente, ofrecen una rentabilidad acorde a los tipos de interés del mercado monetario.

Está en la raíz del fondo monetario la satisfacción de las necesidades de inversionistas conservadores y que, a la vez, quieren tener liquidez y la mayor seguridad posible.

 

Quiénes son los clientes ideales de los fondos monetarios

Los fondos monetarios se ajustan perfectamente a inversores que necesitan gestionar sus necesidades de efectivo en el corto plazo, que priorizan la seguridad por sobre los riesgos, que quieren conservar su capital intacto y que buscan una menor presión fiscal. 

Analicemos en detalle al cliente potencial de fondos monetarios:

  • Inversionista conservador. Los fondos monetarios son una alternativa muy atractiva para quienes no están dispuestos a asumir riesgos y prefieren mantener su dinero en activos de alta calidad crediticia y con vencimientos a corto plazo.
  • Inversionista que necesita el efectivo. Estos fondos son eficientes para empresas e instituciones que necesitan gestionar sus necesidades de efectivo a corto plazo.
  • Inversionista que busca liquidez. Los fondos monetarios son valorados por aquellos que buscan disponibilidad inmediata de su dinero. Permiten suscripciones y reembolsos de participaciones de manera diaria.
  • Inversionista que tiene aversión al riesgo. El cliente que busca obtener rendimientos superiores a los ofrecidos por cuentas de ahorro o depósitos a plazo fijo, pero que no quiere asumir grandes volatilidades.
  • Inversionista que busca menos controles. El interesado en una fiscalidad más atractiva que la ofrecida por depósitos a la vista o cuentas de ahorro puede beneficiarse del diferimiento fiscal de los fondos monetarios.

 

Cómo funcionan los fondos monetarios

Los fondos monetarios son habitualmente utilizados para “estacionar” efectivo que está esperando para ser invertido en algunos días o pocas semanas (no más de seis meses). 

Por ejemplo, si estás por hacer una inversión importante (comprar una casa), pero todavía hay detalles que se deben definir para efectivizar la operación y no quieres perder intereses, un fondo monetario sería una opción perfecta.

¿Por qué? Porque la cartera está construida sobre activos del mercado monetario de rápida disponibilidad. Esto es así porque el dinero se invierte en instrumentos de renta fija a corto plazo, que consiguen beneficios en línea con las tasas de interés y por encima de lo que pagan las cuentas de ahorro o los plazos fijos.

Además, se caracterizan por la alta calidad crediticia de los activos que la conforman y por un plazo de vencimientos igual o menor a seis meses.

Los activos, además, son los de más bajo riesgo del mercado, lo que aporta seguridad.

 

Por qué los fondos monetarios son noticia en 2023

Es simple, hasta 2021, cuando las tasas de interés en la mayoría de los países estaban en cero o en valores negativos, los ahorristas tenían problemas para hallar productos financieros que les ofrecieran rentabilidad sin arriesgar demasiado. 

La opción eran las inversiones de renta variable, como las acciones (o incluso las criptomonedas), cuyos precios crecían sin freno. El problema: la volatilidad, que es muy alta.

Desde 2022, con las complicaciones de la economía mundial, que comenzó con la salida de la pandemia de coronavirus y se profundizó con la guerra entre Rusia y Ucrania, los bancos centrales de la mayor parte del mundo iniciaron un proceso de elevación de los tipos de interés para contener la inflación.

El objetivo de las autoridades monetarias era (y sigue siendo) absorber los dólares y euros del mercado para “enfriar” la economía y frenar el aumento de los precios. 

Comenzó la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), le siguió el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y hasta el Banco de Japón (Japón fue la última economía que se sumó a la suba de tipos de interés)

Esta decisión de crear verdaderas “máquinas de atraer efectivo” se ha convertido en una gran oportunidad para los fondos monetarios.

Y la tendencia no parece que vaya a detenerse en el corto plazo: la FED volvió a subir la tasa de interés al rango entre 5,25% y 5,5%, los valores más altos en 22 años.

 

Cómo invertir en fondos monetarios y qué comisiones cobran

Las comisiones que se cobran para gestionar inversiones en fondos monetarios minoristas varían entre 0,10% y 0,45%. Son porcentajes variables y aproximados tomados de Vanguard, Schwab y Fidelity. 

Se pueden suscribir fondos monetarios en las páginas web oficiales de las agencias de valores y en las de las sociedades de fondos de inversión de la misma manera en que se compran fondos de renta variable o de renta fija, por ejemplo.

Los fondos monetarios se pueden identificar de manera sencilla porque la mayoría utiliza denominaciones que se relacionan con la liquidez. 

Para encontrarlos, busca las palabras como “monetarios”, “cash”, “money-market”, “liqui” o “Liquidity”, entre otros.

Para tener un parámetro de la conveniencia de invertir en monetarios en lugar de depósitos a la vista, basta decir que el mayor fondo minorista, el Fidelity Government Money Market Fund, ofrece (en agosto de 2023) rendimientos del 3,44% en un año, mientras que el promedio de los Estados Unidos en cuentas corrientes es del 0,07%. Y en las cuentas de ahorro, 0,35%. 

Las cuentas de ahorro de altos rendimientos, que ofrecen tasas más altas que las tradicionales, también pagan, en las mismas fechas, no más del 3,60%.

 

Tipos de fondos monetarios

Hay tres tipos principales de fondos monetarios: los gubernamentales, los preferentes y los del Tesoro.

  • Fondos gubernamentales. Invierten el 99,5% de sus fondos en activos líquidos, valores públicos estadounidenses y acuerdos de recompra respaldados por valores públicos. 
  • Fondos preferentes. Abarcan activos como deuda a tipo variable y papel comercial de alta calificación de bancos y compañías patrocinadas por el gobierno.
  • Fondos del Tesoro. Principalmente invierten en efectivo, letras del Tesoro y acuerdos de recompra garantizados por títulos del Tesoro.

 

Ventajas de invertir en fondos monetarios

  • Seguridad y bajo riesgo. Los fondos monetarios invierten en activos de alta calidad crediticia y con vencimientos a corto plazo. La cartera de estos fondos es la más segura de todas, es muy diversa y, si hay problemas, es la que permite sacar el dinero antes que cualquiera. ¿Se puede perder dinero? Sí. ¿Las posibilidades son altas? No, para nada.
  • Liquidez. Es una ventaja muy valorada por empresas o inversores individuales que necesitan contar con disponibilidad casi inmediata. Los fondos monetarios son altamente líquidos, lo que significa que se pueden realizar suscripciones y reembolsos de participaciones de manera diaria.
  • Rentabilidad relativa. Aunque no ofrecen alta rentabilidad (como otra clase de inversión más arriesgada), su rendimiento es superior al de cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo.
  • Diversificación. La mayoría de los fondos monetarios tienen una cartera muy diversa, de allí su mayor seguridad y menor volatilidad.
  • Fiscalidad muy atractiva. Una ventaja es que los fondos monetarios tienen una fiscalidad más favorable que otros productos financieros porque no se pagan impuestos mientras no se realicen reembolsos, lo que difiere el pago de impuestos sobre las plusvalías.

 

Desventajas de invertir en fondos monetarios

  • Renta baja. Si tu idea es obtener altos rendimientos, los fondos monetarios no son una buena opción. El retorno es bajo en comparación con otros productos más arriesgados.
  • Riesgo bajo, pero riesgo al fin. Si bien la probabilidad es baja, los fondos monetarios no están exentos de riesgos: existe la posibilidad de que los valores netos de los activos del fondo caigan por debajo del valor de suscripción (lo que se conoce como “romper el dólar”). Esto pasó el martes 16 de septiembre de 2008, cuando el  Reserve Primary Fund de U$S 62.600 millones hizo un “broke the buck” por estar demasiado expuesto a la quiebra del día anterior de Lehman Brother. Pero son casos aislados.
  • Comisiones y gastos. Los fondos monetarios pueden tener comisiones de gestión y gastos asociados, lo que reduce la rentabilidad neta, en especial para inversiones de montos bajos.
  • Cambio en las políticas de tasas. Su rentabilidad está directamente asociada con las tasas de interés, por esto, si los tipos bajan, el rendimiento de estos fondos, también.
  • No aptos para pensiones o jubilaciones. Estos fondos están diseñados para ser inversiones a corto plazo, por lo que no son la mejor opción para la acumulación de capital para una jubilación, por ejemplo.
  • Nada de materias primas. Si quieres invertir en petróleo, litio, cobre, maíz o trigo, los fondos monetarios no son el lugar. Las materias primas son muy volátiles y no están en la lista de esta clase de inversiones.

 

4 ejemplos de fondos monetarios

 

Qué porción de la cartera es conveniente tener en fondos monetarios

Los especialistas en finanzas sugieren que es conveniente destinar una parte de la cartera a inversiones líquidas, más allá del perfil del inversor de que se trate. 

Esta decisión se ajusta al principio de diversificación de la cartera como parte de cualquier estrategia (el refrán “no poner todos los huevos en la misma cesta” está tan vigente como desde hace siglos).

En este sentido, por su liquidez, los fondos monetarios brindan la posibilidad de contar con disponibilidad casi inmediata de cierta cantidad de dinero para hacer frente a proyectos en el corto plazo o posibles imprevistos.

Por su bajo riesgo, también es una buena opción tener una porción de la cartera de inversión en fondos monetarios, ya que están mucho más cubiertos que las inversiones de renta variable a las fluctuaciones bruscas de los mercados volátiles.

Igualmente, mucho depende de los rendimientos de los bonos y las tasas de interés. Si son altos, los fondos monetarios pueden ser más atractivos. Si, por el contrario, las tasas son bajas, habría que considerar otras opciones de inversión.

 

Conclusión

Los fondos monetarios han ganado relevancia como una opción de inversión segura y líquida, especialmente en el contexto de la inestabilidad económica vivida desde el año 2020.

Estos fondos de inversión de renta fija, con activos de corto plazo y bajo riesgo crediticio, se han convertido en una herramienta valiosa para inversores conservadores que buscan preservar su capital y contar con disponibilidad inmediata de efectivo.

Su cartera diversificada y la posibilidad de obtener rendimientos superiores a cuentas de ahorro y depósitos a plazo fijo los hacen atractivos para quienes desean mantener un equilibrio entre seguridad y rentabilidad. 

Además, la fiscalidad favorable (sólo pagan cuando hay reembolsos) puede ser un incentivo extra para los inversores.

Recuerda esto muy bien: los fondos monetarios no están diseñados para obtener altas ganancias (lo dijimos antes: no te harás millonario de la noche a la mañana con ellos), sino para cumplir con los objetivos de liquidez y seguridad a corto plazo. 

Por lo tanto, la porción de la cartera que se destine a estos fondos dependerá de las necesidades y tolerancia al riesgo de cada inversor, así como de las condiciones del mercado y las tasas de interés. 

Nunca está de más decir que tener el asesoramiento de expertos financieros es clave para tomar decisiones informadas y acertadas en la gestión de tu cartera de inversión.

Puede que también te guste:
Brokers regulados por la FCA

Brokers regulados por la FCA

Para comenzar es indispensable saber que La FCA es la Autoridad de Conducta financiera de Reino Unido y es un organismo independiente del gobierno británico.

Brokers regulados por la CySEC

Brokers regulados por la CySEC

CySEC es de la comisión que se encuentra a cargo de la regulación de los mercados y servicios financieros de Chipre, siendo esto de vital